Café ante el Cambio Climático: Una realidad actual

Variabilidad de temperaturas, plagas, mucha o poca precipitación, floraciones fuera de época, son algunos de los retos que enfrentan productores y productoras de café debido al cambio climático.  Fue por ello que la Plataforma  Macizo Peñas Blancas- integrada por las municipalidades de El Tuma-La Dalia, El Cuá, Rancho Grande y las organizaciones Nitlapan-UCA, Centro de Entendimiento con la Naturaleza (CEN),  La Red de Gestión del Conocimiento (Red GESCON), CICBATA, la Universidad de Campo de la UNAN, CATIE -realizó el Primer Foro “Café y Cambio Climático”, al cual asistieron productores de la zona para intercambiar inquietudes y buenas practicas ante el fenómeno.

Gabriela del Socorro Díaz Aguilar, habitante y productora de la comunidad de Sonora, del municipio de El Tuma- La Dalia, refiere que ha sido debido al cambio climático que las plantas de café han tenido más enfermedades como la antracnosis, la roya y broca.

“El cambio climático nos viene a perjudicar las plantas, no importa que le apliquemos lo que apliquemos, el café no quiere nada con nosotros, apliqué muchas cosas para la roya, broca pero no se correspondió con lo que gasté, en dos manzanas de café esperaba 40 quintales por manzanas y fueron 22 quintales,  un rendimiento bajo que quedé enjaranada porque yo le di de cultivo de abono, foleo y  no me devolvió lo que yo le di”, expresó la señora Díaz.

Situaciones como esta se han repetido en las comunidades del territorio, señaló Mirna Barrios, ingeniera agroforestal del CATIE, quien declaró que no hay una solución mágica ante el cambio climático sino una serie de acciones para mejorar y crear resilencia ante un fenómeno que está instaurado.

“Las medidas de adaptación no deben ser uniformes, deben ajustarse a los sistemas productivos de acuerdo a las alturas donde se está realizando, pues en cada uno se debe determinar distancias de siembra, el tipo de árboles que deberán priorizarse para que sean un seguro en caso de la caída de los precios del café, entonces hay que diseñar de acuerdo al sitio”, dijo Barrios.

IMG_3796

Cafetos afectados por antracnosis

Un “zoológico” de cafetos

Por su parte el doctor Isidro Barbosa asesor experto de Nitlapan-UCA destacó que se debe reordenar la base genética de los cafetales para potenciar aquellas que tienen mayor productividad y que se han adaptado mejor a las condiciones del país.

“Tenemos un zoológico de especies de café porque creemos que cada vez que sale una plaga o enfermedad es introduciendo una nueva especie que tendremos mayor producción y resistencia pero cuando esa especie se ve afectada por otra enfermedad vamos y la cambiamos creo que esta práctica debe cambiarse”, manifestó el doctor Barbosa.

También el especialista explicó que es urgente la creación de una Estrategia Nacional, la cual debe ser adecuada a los ecosistemas locales, para que cada uno implemente en su área lo que requiere de acuerdo a las necesidades de los cafetales.

“No se puede hacer el mismo manejo de área productiva en cultivos a 400 metros, que a 600 metros o mil metros, igual se debe determinar la cantidad de precipitaciones, temperatura entre otras”, señaló.

IMG_3821

La producción de café se redujo hasta en un 50%

La Escuela de Campo de la Facultad de Recursos Naturales de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Faren-UNAN), en el último año realizó el estudio “Cambio Climático percepción, y alternativas de El Tuma-La Dalia”, el cual arrojó que los productores y productoras de la zona tienen conocimiento sobre el cambio climático y que el mismo es relacionado con bajos niveles de producción, la proliferación de plagas y menor  calidad de producción porque el grano es más pequeño.

“Iniciativas como este Foro cuyo objetivo fundamental es compartir conocimiento sobre las buenas experiencias que hay en el cultivo de café son importantes para los productores pues ellos toman ejemplo de qué acciones pueden realizar de acuerdo a la vocación de su zona para sacar mejor provecho, mejores ingresos”, dijo Jaime Aráuz,  alcalde de El Tuma-La Dalia.

Cobertura boscosa es clave

Allan Bolt, del Centro de Entendimiento con la Naturaleza (CEN), destacó que si bien al menos el 50% del Macizo Peñas Blancas posee bosque primario y conservado, los productores deben mantener cobertura boscosa en las partes bajas porque el vapor se eleva afectando esta cobertura boscosa y el agua que consumen los municipios proviene del Macizo.

“Aquí no poseemos aguas subterráneas y debemos hacer conciencia que sí podemos producir y necesitamos sombra y cobertura boscosa y no es algo que deba ser impuesto, el agua es un recurso vital para todos y en todas partes, en Matagalpa se celebró que se tenían los pozos de Sébaco pero ahora esos pozos han mermado y se ha llegado a no tener agua hasta seis días en esta ciudad lo que ocasiona serias afectaciones, pensemos qué pasaría aquí si el Macizo deja de captar agua, de dónde la traeríamos, a qué costo y por supuesto no habría agua para producir sino para consumo, ese es el panorama que debemos evitar”, dijo Bolt.

El Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan de la Universidad Centroamericana (UCA), ejecuta en el municipio de El Tuma-La Dalia el proyecto PROAMBIENTE- DANIDA que busca como “frenar el avance y la presión ambiental sobre la zona núcleo de la Reserva Macizo de Peñas Blancas en la zona de amortiguamiento de la Reserva de Biosfera Bosawas, dirigido a mejorar  la calidad de vida de los habitantes de las comunidades vecinas al Macizo por medio de esquemas de diversificación agropecuaria y no agropecuaria y el trabajo en alianzas con las organizaciones y gobiernos municipales.