DIRAC capacita a promotores líderes y lideresas comunitarias en La Dalia

La capacitación se dio en el marco de un convenio entre Nitlapan y DIRAC.

La capacitación se dio en el marco de un convenio entre Nitlapan y DIRAC.

El Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan UCA, ha venido trabajando en la formación de 27 líderes y lideresas provenientes de comunidades del municipio de La Dalia, para promover los Derechos Humanos, prevención de violencia y acceso a la justicia. Como parte del proceso de fortalecimiento de capacidades, estas personas recibieron un taller sobre “Mediación Civil” de parte de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (DIRAC), a fin de conocer qué es un conflicto, cómo se conduce un proceso de mediación, qué se requiere para llegar a un proceso de mediación, entre otros, pues ellos y ellas serán promotores de justicia en sus comunidades y estarán vinculadas al Centro de Mediación de La Dalia.
A través del apoyo del Fondo Canadá para Iniciativas Locales, el cual es un programa manejado directamente por la Embajada de Canadá para Costa Rica, Nicaragua y Honduras, por medio del proyecto “Promoviendo los derechos humanos a través de la implementación de métodos de resolución alterna de conflictos y defensorías comunitarias del municipio la Dalia, Nicaragua”. El cual tiene como objetivo desarrollar capacidades locales de Resolución Alterna de Conflictos y Defensoría Comunitaria, así como la sensibilización y capacitación en la implementación de negociación, el diálogo y concertación para ejercer sus derechos y prevenir la violencia de género en la población de las 10 comunidades del municipio de la Dalia.
El objetivo de este taller de capacitación es que los líderes y lideresas comunitarias conozcan de primera mano la mediación como un proceso flexible de resolución de conflictos, utilizando el diálogo y el entendimiento que facilita una solución previa a las partes y de esta manera acercar la justicia a las comunidades y descongestionar el sistema judicial.

La capacitación brindada por el doctor Eddy Vásquez, director del área de capacitación e información de la DIRAC, se dio en el marco de un convenio entre esta instancia judicial y el Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan –UCA.

Los líderes y lideresas comunitarios son promotores de justicia en sus localidades para promover el uso de la mediación para resolver cualquier conflicto.

Los líderes y lideresas comunitarios son promotores de justicia en sus localidades para promover el uso de la mediación para resolver cualquier conflicto.

“Este es un encuentro importante porque se conoce de viva voz los puntos de vista de las personas en las comunidades, sin duda sus aportes enriquecen el proceso de intercambio de experiencias que es algo provechoso para la DIRAC que tiene como meta que las personas se apropien de la mediación, para promover su uso, ventajas y mejore la forma en que se resuelvan los conflictos en las comunidades”, manifestó el doctor Vásquez.
El Centro de Mediación de La Dalia está en busca de su autorización, pero desde hace tres años ha venido trabajando bajo la cobertura del Centro de Mediación en Rio Blanco, uno de los primeros autorizados por la DIRAC en el país. Con esta autorización Nitlapan – UCA tendrá dos centros certificados y el de la UCA que funciona en Managua.
“Realmente la gente confía en los procesos de mediación, son menos del 10% de los casos los que incumplen, el 90% cumple con los acuerdos a los que llegan durante el proceso de mediación”, señaló Lesbia Mairena Zeledón, responsable del Centro de Mediación de La Dalia.
Mairena Zeledón destacó que el apoyo de los líderes y lideresas comunitarios es de suma importancia porque ellos realizan labores de promotores de justicia, puesto que conocen a las personas que habitan en sus comunidades y por ello son quienes se encargan de poner en conocimiento el método de resolución de conflictos para evitar mayores problemas o violencia.
En promedio en el Centro de Mediación de La Dalia se atienden entre 220 y 230 casos anualmente, los cuales tienen que ver con conflictos de propiedad, pensiones de alimentos, ordenamiento y apoyo a Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS), así como también conflictos vecinales.
“Hemos aprendido que ser un promotor de justicia es una gran responsabilidad porque uno debe saber sobrellevar los problemas y conflictos entre las personas con seriedad, ética, sigilo, nosotros debemos informar sobre cómo pueden solucionar sus conflictos sin llegar a los juzgados y remitirlos al Centro de Mediación, pero también podemos en la misma comunidad apoyar para que el conflicto no pase a mayores”, manifestó Juan Antonio López López, de 27 años y promotor judicial de la Comunidad El Carmen.
Los habitantes de las comunidades de La Dalia se benefician con este Centro de Mediación puesto que no deberán incurrir en costos de transporte, abogados, documentación y tiempo perdido.
“Sabemos que ir a un juzgado, a la policía implica gasto en pasaje uno no viaja solo entonces es tu pasaje más el del acompañante y si la persona con la que tenés el conflicto no se presenta debes volver otro día, en cambio por medio de la mediación se puede llegar a acuerdos y no estar en esa gastadera”, concluyó Francisca Hernández, promotora judicial de la comunidad Estrella de Linda Vista.
Como parte del apoyo del Fondo Canadiense para Iniciativas Locales, se implementó una campaña radial para que las comunidades del municipio de La Dalia conozcan la existencia del Centro de Mediación, 150 personas de las comunidades Sonora, Kansas City, La Mora, La Rinconada, El carmen, # 1, # 2 y # 3, Isla de Peñas Blancas, Wasaka Arriba, La Estrella, Fraternidad, se capacitaron en temas de Derechos Humanos tales como: Derechos y deberes de familia: La pensión alimentaria cuando no hay convivencia con los progenitores; la división sexual del trabajo, La Ley 779 y sus reformas, El cuido de hijos e hijas en términos de salud y educación, los derechos laborales, sociales y de familia de padres y madres; Derechos de las mujeres en período prenatal y postnatal; Prevención de embarazos en adolescentes y jóvenes.