Nitlapan forma parte de Plataforma Mundial sobre Agricultura Familiar

 Políticas públicas que reconozcan la diversidad y complejidad de los retos enfrentados por los agricultores familiares son clave para acabar con el hambre.

Políticas públicas que reconozcan la diversidad y complejidad de los retos enfrentados por los agricultores familiares son clave para acabar con el hambre.

Conectar actores claves de la agricultura familiar como organizaciones de agricultores, universidades, organizaciones no gubernamentales, agencias de desarrollo, instituciones estatales, así como Institutos de Investigación y desarrollo como Nitlapan de la Universidad Centroamericana (UCA), es el objetivo de la nueva Plataforma de Conocimientos sobre Agricultura Familiar (PCAF) que lanzó su red mundial en días pasados.
Desde el enlace, la PCAF permite a quienes se unen a esta red, desde el mismo país o región, explorar áreas de interés común que puedan servir como base para establecer colaboraciones entre los miembros.
La utilización de la Plataforma como referencia de conocimientos a nivel mundial, en relación con la agricultura familiar, puede ayudar a los responsables de la formulación de políticas y otras partes interesadas a facilitar los debates sobre políticas, la formulación de éstas y la toma de decisiones sobre el sector. La facilidad del acceso en línea a programas, legislaciones, estadísticas actualizadas, publicaciones, enseñanzas adquiridas e iniciativas, fomenta el conocimiento y la difusión de información para la adopción de medidas concretas y la formulación de políticas en apoyo a la agricultura familiar.

Más y mejores alimentos desde la Agricultura familiar
La agricultura familiar es la forma de agricultura predominante países desarrollados y en desarrollo. Hay más de 500 millones de explotaciones agrícolas familiares en el mundo. Los agricultores familiares abarcan desde pequeños productores hasta agricultores de mediana escala, y comprenden campesinos, pueblos indígenas, comunidades tradicionales, pescadores, agricultores de zonas montañosas, pastoriles y muchos otros que representan a todas las regiones y biomas del mundo.
Ellos gestionan sistemas agrícolas diversificados y preservan los productos alimenticios tradicionales, lo cual contribuye a obtener dietas equilibradas y a salvaguardar la agro biodiversidad mundial.
Los agricultores familiares se integran a las redes territoriales y a las culturas locales, gastando sus ingresos principalmente en los mercados locales y regionales y generando con ello numerosos puestos de trabajo agrícolas y no agrícolas. Es por esto que los agricultores familiares poseen un extraordinario potencial para avanzar hacia sistemas alimentarios más productivos y sostenibles si cuentan para ello con el apoyo de los entornos normativos.
Las explotaciones familiares producen más del 80% de los alimentos en el mundo en cuanto al valor, confirmando la vital importancia de la agricultura familiar en la seguridad alimentaria mundial actualmente y para las futuras generaciones.