Comentario sobre Premio Europeo de Microfinanzas: “Fortaleciendo la resiliencia al cambio climático”.

Las microfinanzas 'business as usual' no son la acción urgente para responder al cambio climático que necesitamos.  

Solo contribuir para hacer el desastre climático más manejable no bastara

*Un comentario sobre el 10º Premio Europeo de Microfinanzas: "Fortaleciendo la resiliencia al cambio climático".

Doctor Johan Bastiaensen

Captura de Pantalla 2020-01-15 a la(s) 11.32.10El viernes 22 de noviembre de 2019, la Dirección de la Cooperación al Desarrollo y Asuntos Humanitarios de Luxemburgo, la Plataforma Europea de Microfinanzas y la Red de Finanzas Incluyentes de Luxemburgo otorgaron su décimo Premio Europeo de Microfinanzas. El tema de este año: Fortalecimiento de la resiliencia al cambio climático".  http://www.e-mfp.eu/european-microfinance-award-2019.

Dado que nuestro histórico socio académico nicaragüense, como parte del Grupo Fondo de Desarrollo Local/Nitlapan-UCA, fue una de las tres finalistas, asistimos al evento con grandes expectativas. El jurado otorgó el primer lugar a una innovadora iniciativa de seguros (basados en índices) para cultivos y ganado que se dirige a mitigar las consecuencias negativas de los eventos climáticos extremos y de las plagas. En sí misma, esta iniciativa constituye sin duda un valioso instrumento financiero que puede suavizar el impacto de los fenómenos climáticos en los pequeños agricultores vulnerables de regiones, propensos a las sequías, como Kenia del Norte donde la iniciativa opera. Sin embargo, dado que el Comunicado de Prensa de la organizadora ‘Semana Europea de las Microfinanzas’ destaca acertadamente que "es necesario actuar contra el cambio climático", argumentamos que dicho instrumento financiero no está a la altura del tipo de acción más necesario y que este Premio podría enviar una señal equivocada sobre la forma en que las microfinanzas deberían y podrían contribuir a las acciones para el clima -de hecho- urgentes.

En el edificio de eventos del Banco Europeo de Inversiones (EIB) en Luxemburgo el Sr. Werner Hoyer, presidente del EIB, inició la ceremonia, anunciando que el Banco había entendido el mensaje de las protestas de la juventud europea e iba a asignar un 50% de las nuevas inversiones en la próxima década para contribuir a la lucha contra cambio climático con un monto mayor de un trillón de Euros. Evidentemente, el premio reflejó que el sector microfinanciero de Luxemburgo también había escuchado el mensaje con el objetivo de premiar innovaciones prometedoras en este campo. Sunita Narain, un investigador y activista ambiental de  la India, https://www.cseindia.org/page/sunita-narain tenía a su cargo el discurso magistral. Argumentó que, aunque el cambio climático es un hecho indudable reconocido ampliamente, pocas personas entiendan cabalmente lo que significa el cambio climático. No va a ser un cambio gradual y lineal con consecuencias incrementales sino un deterioro brusco y catastrófico que afectará a toda la humanidad – los pobres en el Sur en primer lugar por cierto – una vez que crucemos los puntos críticos de cambio irreversible. No se debe entonces cultivar la ilusión que la mera adaptación al cambio climático sea suficiente sino tomar acciones inmediatas para empezar a transformar nuestras actividades productivas y nuestros patrones de consumo devastadores. También argumentó que paradójicamente, las familias son quienes corren los mayores riesgos de estar afectados en primer lugar y más seriamente – los y las excluidas del sur global, particularmente pequeños productores agropecuarios y asalariados Rurales que– son precisamente aquellos que pueden ser la clave para la restauración del ambiente y del clima. Recuperación de sus conocimientos tradicionales y sus sistemas productivas diversificados podría contribuir a la  captura de centenares de millones de toneladas de carbono, a través de reforestación y agricultura regenerativas  (véase https://www.4p1000.org/) al mismo tiempo de transformar sociedades rurales insostenibles hacia más equidad, seguridad y respeto de género.

Finalmente, la Sra. Paulette Lenert, Ministra de Cooperación y Asuntos Humanitarios de Luxemburgo, dijo que la Cooperación Luxemburguesa para el Desarrollo había sido uno de los pioneros para la innovación del ecosistema financiero a nivel mundial, y observó la importancia de facilitar servicios más allá del mero crédito a los pobres. "La atención de un país donante no debería centrarse únicamente en el crédito, sino en la innovación", dijo, incluyendo "la formación empresarial, la educación financiera y la asistencia técnica".

Las actividades presentadas al Premio por parte de dos de las tres finalistas están mucho más enfocadas en la adaptación y el control de daños (tanto para los clientes como para las IMF) y menos en la transformación estructural de los sistemas productivos y estilos de consumo. El seguro basado en índices para cultivos y ganado de la compañía de seguros APA-Kenya, parcialmente subvencionado por el gobierno de Kenya, es principalmente dirigido a compartir (una parte de) del riesgo climático como lo es en cualquier contrato de seguro, ASKI-Filipinas proporciona un paquete articulado de servicios relacionados con los desastres climáticos para aumentar la preparación de los clientes y la capacidad de recuperación después de los desastres, en particular en relación con los tifones cada vez más frecuentes y graves.

Sólo el grupo FDL/Nitlapan UCA presentó una iniciativa que se mueve más directamente en la dirección de la restauración del suelo y la reforestación, promoviendo transformación agroforestal y silvopastoril campesina, incluso cuando los objetivos ambientales no eran necesariamente prominentes y explícitos desde el inicio de sus actividades. De hecho, presentaron sus esfuerzos a lo largo de 25 años para apoyar y fortalecer los sistemas de producción campesina a través de un paquete integrado de Microfinanzas Plus (crédito, asistencia técnica, bio-premios para los servicios de los ecosistemas) en gran medida autofinanciado (80%) desde sus ganancias y parcialmente subvencionados por programas internacionales de cooperación, sobre todo innovadores proyectos de Pagos por Servicios Ambientales (ver, por ejemplo, Proyecto CAMBio, Ecomicro). Para el Premio, argumentaron que su apoyo a sistemas de producción diversificados campesinos contribuye tanto a la resiliencia de los clientes como de los ecosistemas, es decir, a la restauración de los ecosistemas locales a través de la agricultura agroforestal y la ganadería silvopastoril y a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la captación del carbono en los suelos y los árboles (así como a la conservación de la biodiversidad local).

Los servicios subsidiados loables de APA, sin embargo , solo distribuyen los riesgos de desastres relacionados al clima entre pobres vulnerables, bancos y otros usuarios de crédito, pero no enfrentan las causas subyacentes de vulnerabilidad al cambio climático. APA ayuda adaptar monetariamente a sus clientes al cambio climático, pero claramente no está alineado con el mensaje de Sunita Narain en su discurso magistral porque no parece tener objetivos o ambiciones de transformar prácticas y restaurar el ambiente natural para evitar más desastres climáticos. Así, la decisión del alto Jurado del Premio está alineada con las ambiciones reducidas del gremio de inclusión financiera en ayudar a los pobres con sus vulnerabilidades en un mundo desigual en vez de la promesa inicial – ahora denegada – de erradicar pobreza, colocarla en un museo (link con Yunus entrevista), una promesa que impulsó la comunidad internacional de donantes a invertir billones de dólares en la creación de industria microfinanciera que ahora da su espalda los productores agropecuarios pobres y al reto de encarar las causas de calentamiento global.

El Alto Jurado del Premio Europeo de Microfinanzas decidió a favor de la Compañía de seguros APA-Kenya como la innovación más prometedora en el campo de fortalecer resiliencia ante cambio climático. Su elección concuerda perfectamente con la agenda dominante de inclusión financiera, centrada en llevar a los pobres del Sur excluidos financieramente al ámbito del sistema financiero mundial. El servicio de seguros de APA, indudablemente valioso y oportuno, se limita a compartir el riesgo de los desastres relacionados con el clima que afectan a los pobres vulnerables, protegiendo así también a los proveedores de crédito. Sin embargo, no aborda las causas subyacentes del cambio climático y de la vulnerabilidad de las productoras y productores a éste. Ayuda a adaptarse al cambio climático, pero claramente no está alineado con el mensaje de Sunita Narain en su discurso magistral, ya que no tiene ambiciones en cuanto a la transformación estructural del actual modelo de desarrollo injusto, ni a la restauración del equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza para ayudar a evitar el desastre climático. De esta manera, desafortunadamente, parece estar en línea con las reducidas ambiciones sociales actuales de la inclusión financiera, es decir, ayudar a los pobres a manejar su vulnerabilidad en lugar de luchar por la promesa inicial -y ahora en gran medida desprestigiado- de erradicar la pobreza y ponerla en un museo; una promesa que impulsó a la comunidad internacional de donantes a invertir miles de millones de dólares en la creación de la industria de las microfinanzas. Hoy, nosotros (y el planeta) no nos podemos dar el lujo de repetir esta experiencia con el clima.

La urgencia y profundidad de la crisis climática exige una seria reflexión sobre las inversiones globales, en particular de los fondos relacionados con el clima. Argumentamos que deberían utilizarse para fomentar vías de transformación para salir de la inminente crisis climática, en lugar de centrarse, principalmente, en insuficientes vendas para ayudar algunos a adaptarse a las peores de las consecuencias del cambio climático. Una parte de las microfinancieras, particularmente aquellas concentradas en agricultura como el FDL, pueden jugar un papel significativo en la transformación del actual modelo de agricultura y ganadería, socialmente distorsionado y ecológicamente destructivo. Por esta razón, no ocultamos nuestra decepción por el hecho de que la iniciativa FDL/Nitlapan UCA no haya sido seleccionada como ganadora del Premio. No es que sus iniciativas sean ya perfectas o plenamente eficaces (como ellos mismos reconocen). Sin embargo, creemos que el enfoque emergente de Microfinanzas Verdes Plus de la alianza FDL/Nitlapán-UCA prefigura una contribución prometedora y más ambiciosa a la transformación paradigmática requerida para la restauración del equilibro naturaleza-humanos. Es esta convicción la que subyace nuestra motivación para escribir este blog: queremos llamar la atención sobre lo que su enfoque ofrece en términos del tipo de acción urgente para el clima que puede contribuir el sector microfinanciero.

Como hemos discutido ampliamente en nuestras investigaciones sobre las iniciativas del FDL (ver   https://www.researchgate.net/profile/Frederic_Huybrechs), las microfinanzas por sí solas no pueden y no deben pretender hacer la diferencia. De hecho, es necesario superar el "narcisismo de las microfinanzas" para articular las finanzas con servicios (educativos, técnicos, empresariales, legales) y recursos adicionales (subvenciones focalizados y pagos por servicios de los ecosistemas), habilitados y sostenidos por coaliciones de actores suficientemente amplias comprometidos a una transformación real de la producción (agropecuaria) y a la restauración de la naturaleza. Hasta ahora el grupo FDL/Nitlapan-UCA sólo ha podido forjar parte de estas alianzas necesarias, de ahí su limitado impacto hasta la fecha. La realización de estos límites condujo a la creación de nuestro actual proyecto de investigación-acción (https://www.uantwerpen.be/en/projects/truepath/ ) con el grupo FDL/Nitlapan-UCA, financiado por la iniciativa Transformación para la Sostenibilidad de NORFACE y Foro Belmont https://www.norface.net/program/transformations-to-sustainability/ . A través de este proyecto conjunto estamos tratando de avanzar en la articulación y fortalecimiento de coaliciones de actores, vinculadas a la prestación de servicios financieros y no financieros del FDL/Nitlapan-UCA y otros organismos aliados, que realmente podrían transformar las vías destructivas de desarrollo en la Frontera Agrícola de Nicaragua, actualmente sitio de intensa deforestación.

Estamos totalmente de acuerdo con el Dr. Werner Hoyer, Presidente del Banco Europeo de Inversiones, en su introducción a la Ceremonia de Entrega de Premios, en que el cambio climático "es una amenaza existencial para muchas naciones y comunidades" y en que "cómo combatimos y nos adaptamos conformará nuestro futuro". Estamos de acuerdo con el comunicado de prensa de la conferencia de la Semana de las Microfinanzas en que es necesaria una acción urgente para el clima, pero también creemos que -en línea con el consenso ampliamente compartido en la literatura sobre la Transformación hacia la Sostenibilidad- dicha acción requiere una profunda transformación estructural y no el mantenimiento de la situación actual con algunas correcciones ecológicas (véase https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1877343519300521  ). Por lo tanto, esperamos que la industria de las microfinanzas opte por formar parte de las asociaciones transformadoras emergentes. urgentemente necesarias, y encuentre formas de movilizar sus propios fondos propios y recursos complementarios para hacer una contribución real a la solución de la crisis. Ante la emergencia, esperamos que la industria microfinanciera no se centre únicamente en las oportunidades financieras más viables, sino que busque formas de contribuir a los cambios estructurales que se necesitan, ya que simplemente contribuir a hacer más manejable el desastre climático definitivamente no será suficiente.

DECLARACIÓN DE INTERÉS:

Como académico de la Universidad de Amberes, me he asociado con el Fondo de Desarrollo Local/Nitlapan-UCA (en particular con la división de investigación de Nitlapan-UCA) para investigar las oportunidades y los riesgos del FDL en particular y las microfinanzas en general en la transformación hacia la sostenibilidad social y ambiental.  Como investigador independiente no hablo por el FDL/Nitlapan-UCA y soy el único responsable para mis afirmaciones.

SOBRE EL AUTOR:

El Doctor Johan Bastiaensen es profesor de estudios del desarrollo del Instituto de Política del Desarrollo (IOB) de la Universidad de Amberes (Bélgica) y coordinador de la cooperación académica de la Universidad de Amberes con la Universidad Centroamericana (desde 1988). Su agenda de investigación busca contribuir a un desarrollo más incluyente en términos sociales y más sostenible en lo ambiental. Se enfoca en temas rurales tales como microfinanzas, pagos por servicios ambientales, cadenas de valor y acceso/derechos de

propiedad de la tierra, temas que en muchas ocasiones ha investigado en Nicaragua. Ha sido y es promotor de varias tesis de doctorado sobre Nicaragua y de las tesis de varios investigadores nicaragüenses sobre temas de género, cuestiones agrarias, estrategias de vida translocales y migración, cadenas de valor, pagos por servicios ambientales y micro-finanzas verdes.

Contacto: Johan.bastiaensen@uantwerpen.be