“Ahora, soy la referencia para emprendedores”

116 kilómetros al norte de Managua, la capital, hay que recorrer para llegar al municipio de Matiguás, perteneciente al departamento de Matagalpa. Matiguás se conoce por su clima tropical seco, tiene apróximadamente más de 41 mil habitantes y una de sus pobladoras es la protagonista de nuestra historia. Se trata de la señora Juana Isabel Obando Reyes, quien ahora pasó de tener una pulpería abastecida con granos básicos a una hermosa tienda a lo que yo le llamaría un “Supermercado”, que ofrece desde productos básicos hasta ropa, zapatos e incluso materiales de uso escolar.

Juana es una mujer de estatura baja, sus ojos reflejan una mirada de actitud positiva, que lo complementa su día a día en ser una persona responsable, trabajadora, amable, humilde y con muchas ganas de esforzarse.

Ella, agrega que su situación antes era la de una familia normal, sin lujos pero con lo básico como la comida, techo, y ganas de seguir trabajando, “Yo siempre he tenido mi negocio, claro no como lo tengo ahora, era más chiquito, vendía menos y tenía una mala administración, por lo que cada día miraba que iba disminuyendo tanto en las ventas como en el inventario de la mercadería, pero, a pesar de que las ventas eran bajas, siempre se vendía algo”.

Esta mujer emprendedora dice que en muchas ocasiones se sintió triste y con miedo, “Sentía mucha inseguridad, porque yo pensaba que si sacaba un crédito y me iba mal, después no iba a tener con que pagar, pero yo quería invertir en mi negocio para mejorar las condiciones, que se mirara más bonito, recuerdo que para ese tiempo nadie estaba prestando (financieras), entonces no hallaba como hacer”

Es una mujer versátil, madre, esposa y emprendedora que desde hace seis años tiene su negocio y ha logrado transformarlo de una pulpería chiquita a una pulpería grande, no puede evitar la emoción cuando habla de cómo su vida cambió, “Yo siento que mi situación cambió abismalmente, mis ventas mejoraron, tengo mi negocio como siempre lo quise ver, he establecido nuevas actividades dentro del mismo negocio, antes solo vendía productos de la canasta básica, ahora vendo ropa nueva, zapatos, tengo una área de librería y materiales para celebrar cumpleaños -piñatas, bolsas de regalo, adornos-, he mejorado la infraestructura de mi casa y hasta compré muebles para mi hogar”.

Al preguntarle cómo logró transformar su pulpería pequeña a una pulpería grande y diversificada en productos para ofrecer a su clientela, ella expresa: “Nitlapan me brindó apoyo para desarrollar mi emprendiemiento, ahora me está asesorando sobre cómo manejar mi negocio, me siento agradecida, porque he aprendido a administrar bien mi dinero, cuando tengo una inquietud llamo a la oficial de Nitlapan para que me ayude, siempre están dispuestos a ayudar a las personas y ahorita me están tramitando un permiso para venta de medicamentos”.

“Estoy muy agradecida, Nitlapan me ayudó cuando yo necesité, cuando las personas me
preguntan cómo hice para poner mi negocio más bonito yo les contesto, gracias a Nitlapan, me siento orgullosa por que las personas de mi comunidad alagan mi negocio y he sido de referencia para otros emprendedores.”

Juana, no perdió la oportunidad para enviar un mensaje a otras personas que así como ella están trabajando en superarse, a través del emprendimiento, “Yo le recomendaría a otras personas que sigan luchando, que no se desesperen, que busquen alternativas para mejorar sus negocios y a Nitlapan que sigan con su labor de apoyar a las personas que necesitamos salir adelante”.