“La independencia de la mujer solo se consigue con conocimiento”

Aurora_La guerra marcó su vida. Varios de sus hermanos partieron en los 80´s  a la guerra como miembros de la entonces llamada Contrarrevolución, sin embargo para ella no es con un arma que se generan cambios, los cambios se dan desde la casa cuando las mujeres asumen un rol activo.

En su propiedad llamada “Los Pesares”, ubicada en la comunidad El Chile 1, Wiwilí es ella quien recibe las capacitaciones brindadas por el oficial de asistencia técnica de Nitlapan-UCA.

“Yo siempre he recibido la asistencia técnica, desde que la guerra se acabó yo hice producción de patio, medicina natural, capacitación para avicultura, pero siempre estaba el café descuidado y en el 2007 comencé con un crédito del Fondo de Desarrollo Local (FDL) que me proporcionó la oportunidad de tener asistencia técnica y los resultados han sido evidentes”, manifestó doña Aurora Galeano.

Y es que de producir 10 cargas por manzana ahora ha logrado con mucho esfuerzo y asistencia obtener 40 cargas por manzana.

“El año pasado la cosecha fue buena, la cosecha anterior a esa tuvimos una plaga que quemaba las plantas, yo tenía unas reses y gallinas, pero nos llovió es la verdad, nos fue mal, entonces me dedique mucho al café para recuperar las pérdidas y se vieron los resultados”, asegura esta madre 9 hijos y abuela de casi una veintena de nietos.

Aurora cuenta que todos sus hijos han partido del hogar a formar los suyos.

“Ahorita ya mis hijos se fueron solo estamos los dos viejos. El préstamo lo trabajo yo y la asistencia la recibo yo porque cuando no estoy la recibe mi esposo, porque igual cuando él tiene préstamo y sí no hay quién vea el café yo voy con él”, afirma la señora Galeano.

De acuerdo con la señora Galeano las mujeres deben aprender de todo y no depender del hombre, porque si el hombre falla entonces se cae el trabajo y por una mínima deuda la familia entera se puede quedar en la calle.

“Con mi papá,  él era productor y  nos criamos en el trabajo de ganado. En el café no se usaba asistencia técnica entonces allí aprendimos lo que él hacía, pero chavala hasta los 15 años mirábamos cómo se trabajaba, pero he aprendido muchas cosas, quizás por la edad y porque se necesita fuerza no las hago yo pero es importante saber para uno poder dirigir el trabajo de los mozos”, aseguró doña Aurora.

En la actualidad en la propiedad de doña Aurora y su esposa laboran dos “chamberos” y ella trabaja como “ajuste”.  “Cuando me dieron la capacitación de cómo se hacían los viveros entonces yo aprendí y después les enseñé cómo debían hacer la colada.

“Ya cuando se comienza a preparar la cosecha se buscan a cinco o seis chamberos para la limpia y en tiempo de corte son 15 corteros los que vienen, yo tengo café, ganado y gallinas pero a pesar de eso no he tocado una montaña que es la que nos abastece de agua, es una lucha porque de allí nos viene el agua, tenemos dos piletas y el agua nos baja por un cañito, a veces el agua falta pero es porque se taquea de hojas el caño porque aún con mucha lucha el agua se conserva en la montaña”, manifestó doña Aurora.

Para concluir doña Aurora señaló que en su comunidad y zonas aledañas son varias las mujeres que trabajan la tierra, aunque la mayoría trabaja en sus patios ya sea con gallinas, cerdos, plantas medicinales.

“Para mi el trabajo de los oficiales de asistencia técnica de Nitlapan-UCA es importante yo agradezco todo lo que he aprendido y los resultados de la producción, pero fundamental ha sido el manejo de los créditos porque a mi el técnico me ha enseñado cómo usarlo, la proyección de producción cómo poner a trabajar la plata y tener otras alternativas”, concluyó.

Descargar historia de vida en formato PDF click aquí