Nitlapan promueve las Cajas Rurales Comunitarias, un modelo de inclusión social

Nitlapan es un instituto de la Universidad Centroamericana (UCA), presente en Nicaragua desde el año 1988, promueve investigación y desarrollo,  a través de enfoques alternativos centrados en la personas para la reducción de la pobreza, brechas de género y generacional.

El instituto se especializa en investigar, co-crear y difundir nuevas metodologías de desarrollo territorial, apoyando iniciativas que combinan servicios financieros y no financieros para micros, pequeños y medianos productores agropecuarios, especialmente de sectores socio económicos con menos oportunidades. Al mismo tiempo que impulsamos acciones orientadas a desarrollar la capacidad de acción colectiva de familias en las comunidades, y el trabajo colaborativo entre diferentes actores en temas sociales, económicos, organizativos y culturales.

Desde su enfoque de desarrollo centrado en la persona, Nitlapan apuesta por la generación de capacidades de todas las personas que integran las Cajas Rurales Comunitarias (CRC), un modelo de inclusión social y financiera conocido como empresa social, que favorece a las sectores más vulnerables que no tienen acceso a la banca formal, genera capacidades para la acción colectiva y promueve cultura de ahorro, al mismo tiempo que fortalece la alianzas a nivel local.

 Las CRC son una plataforma en donde las personas que están, no solo están interesadas en crecer económicamente, sino que lo que se apuesta por las cajas es fortalecer estas capacidades humanas de solidaridad, honestidad, de lo que llamamos nosotros en Nitlapan “acción colectiva” tanto para beneficio de manera personal como colectivo, así como también de las familias y comunidades.

“Con las cajas rurales comunitarias, Nitlapan apuesta para que las personas en la comunidad tengan esa vida que aspiran con la construcción de herramientas para aliarse con otros en la comunidad”, asegura Silvia Martínez, reponsable de coordinación territorial en Nitlapan y explica que a futuro se quiere que “exista una estructura comunitaria fortalecida que continúe trabajando con recursos propios generados y administrados por la comunidad”.

Desde las CRC, sus socias y socios promueven una serie de acciones en beneficio de sus integrantes y comunidades, tales como: Apoyo económico para solventar emergencias familiares, fondo social para solventar actividades comunitarias y financiamiento para pequeños negocios, principalmente de mujeres que viven con menos de dos dólares al día, actividades productivas y mejoras de vivienda. Así como también reforestación, campañas de sensibilización sobre el cuido de los recursos naturales, temas de género, prevención de la violencia, entre otros.

A la fecha están conformadas 40 CRC, integradas por 917 personas, 58% mujeres y 35% jóvenes.

 Señora_cita textual

Adilia Herrera, comunidad Martín Centeno, municipio de Río Blanco:

 “La cajas rurales comunitarias abren puertas de esperanza en la comunidad, porque Nitlapan no le resuelve problemas económicos al campesino, sino que acompañan en el fortalecimiento de sus capacidades para que tengan iniciativa en la comunidad”.