Testimonios de éxitos

Presentamos las historias de vida que han tenido impacto gracias al apoyo del Instituto de Desarrollo Nitlapan-UCA

yaremi-y-Harold

Yaremi Romero y Harold Rugama

El cambio se ve, compramos más tierras

La casa del matrimonio compuesto por Yaremi Romero y Harold Rugama está rodeada por semilleros de los que brotan débiles plántulas de café, que serán la reposición de las plantas de café que esta viejo y no da, “a ojo”  de este productor, suficientes granos.  Con 15 manzanas de tierra en la comunidad La Constancia en San Sebastián de Yalí este matrimonio recuerda que hace cuatro años “daba tristeza” la producción de café porque solo lograron tener 60 cargas y que antes de ese año lo más que se había logrado producir en esas tierras fueron 80 cargas.

Brenda-y-Leoncio

Brenda y Leoncio Magno

Estamos superando la pobreza

El paisaje ha cambiado, el lugar llamado Cerro Blanco abajo, porque siempre estaba rodeado de brumas, ahora es un sitio caluroso desde donde se avistan cerros sin árboles. El agua no falta porque llega de un ojo de agua cercano, aunque no con la misma fuerza que antes  y el río que era un deleite porque en él se pescaba ahora genera un nuevo ingreso, recoger botellas para venderlas a las recicladoras cuando la lluvia las arrastra.  Ya nada es como antes, dice Leoncio Magno Figueroa, hace calor y la gente que compra tierra lo primero que hace es quitar los árboles para sembrar así cuesta más producir.

BENEDICTO

Benedicto Arístides Zelaya López

Los consejos llegaron y la sequía no me afectó

El verano de 2016 golpeó a la ganadería en el país, sin embargo la oportuna dirección permitió que pequeños ganaderos como Benedicto Arístides Zelaya López de San José de Bocay incrementaran su producción y no lo contrario.  No recuerda cuántos años tenía cuando empezó a trabajar, ni qué trabajo ejerció primero en su natal Jinotega. Si vendedor de periódicos o de cajetas, solo que después de ser vendedor haló un carretón y cuando ya “pudo” a los doce años,  su papá lo inició en el oficio de la talabartería, el cual ejerce hasta la fecha.

barbara

Bárbara Cristina Gutiérrez

De Pregonera a Empresaria

Más del 50 por ciento de la población de Nicaragua son mujeres y hombres jóvenes,  tanto en las zonas rurales como urbanas. Dentro de ese rango encontramos a Bárbara Cristina Gutiérrez, quien tiene 30 años, es madre de dos hijos y vive en la comunidad La Parrilla en el municipio de Villa El Carmen, departamento de Managua.  Esta joven hasta no hace mucho recorría las calles de su comunidad pregonando la venta de zapatos nacionales comprados en la ciudad de Masaya, usando su limitado capital propio para su negocio ambulante...

braysi_

Braysi Elaysi Mejía

De ama de casa a secretaria de la caja rural

Villa el Carmen está ubicada a 42 kilómetros de Managua, capital de Nicaragua, una de sus comunidades se llama El Brasil, lugar donde vive Braysi Elaysi Mejía García, quien participa en el proyecto “Fortaleciendo el modelo de desarrollo cooperativo integral” que acompaña Nitlapan en este municipio.  Braysi es una mujer de 35 años, casada y madre de tres hijos. Hasta no hace mucho, sus días transcurrían entre el oficio del hogar y cuidar de sus dos hijas e hijo. Así como también de su marido, quien siempre ha tenido que salir de casa por trabajo...

manuela

Manuela Migdalia Prado

Me siento empoderada, con dedicación...

Manuela Migdalia Prado es una pequeña productora de 52 años y vive en la comunidad El Caimito en el municipio de Villa el Carmen, departamento de Managua, esta mujer es de un temple firme para tomar decisiones pensando en mejorar la calidad de vida de su familia y la propia. Es casada, madre de tres hijos y la sonrisa siempre la mantiene a flor de piel, porque la vida se la lleva con alegría, pese a las dificultades que enfrente. Doña Manuela, logró culminar la educación primaria y nos relató que su situación económica antes de estar beneficiada por Nitlapan...

reynaldo

Reynaldo Cruz Méndez

De guarda de seguridad a comerciante

“De Guarda de Seguridad a Comerciante” es el título de la historia de vida de Reynaldo Cruz Méndez, hombre de 63 años, quien durante toda su juventud se dedicó a trabajos duros y muy poco remunerados como el de guarda de seguridad, “siempre tuve que hacer magia para alimentar a mi familia con los pocos ingresos que recibía”. Este hombre en su edad madura, hasta no hace mucho le angustiaba pensar de que manera iba a sobrevivir y hacerle frente a las necesidades más básicas como la alimentación tanto de él como de su familia.

elizabeth

Elizabeth Espinoza

“Una oportunidad que cambia vidas”

Muchas mujeres en las zonas rurales se ven limitadas para iniciar un emprendimiento por la falta de capital de trabajo y Elizabeth Espinoza de la comunidad Santa Cruz en Matiguás fue una de ellas. Sin embargo, sus ganas de trabajar en un negocio propio para superarse, fueron suficientes para emprender su propio negocio y trabajar a la par con su pareja. El marido trabaja en ganadería, produce granos básicos y también accedió a los servicios que brinda Nitlapan, por lo que juntos se han apoyado desde hace más de dos años. La vida en el campo no es fácil, asegura, “En varias ocasiones no teníamos para comer, porque el dinero no da, pero con el financiamiento de Nitlapan...

nitlapan

Marbelly del Socorro

Hay que trabajar duro para lograr lo que uno sueña...

Marbelly del Socorro, vive en Matiguás, municipio de Matagalpa. Es una joven de 31 años trabajadora, alegre, cariñosa, responsable y de gran carácter para enfrentar la vida y sacar adelante a su familia, compuesta por ella y sus cuatro hijos. Si usted va en bus y pasa por Matiguás va escuchar su potente voz pregonar “…enchiladas, platanitos, el fresco, gaseosa, güirilas… va  querer”.  Su amplia sonrisa te convence y caes en sus encantos para el disfrute de sus habilidades culinarias, bajo lluvia o sol esa voz la vas a escuchar al pasar por Matiguás

gonzalo-rivera

Gonzalo Rivera

No sólo es que te digan, es que lo hagan con vos

El crecimiento en la producción de café ha sido grande, reconoce el producto Gonzalo de Jesús Rivera, habitante de la comunidad Aguas Calientes, en el municipio de Pantasma. Y es que mientras juega con su hijo menor Urías de año y medio,  relata que cuando compró las veinte manzanas de tierra en alianza con sus hermanos, se consideraba un  buen productor de café. Sin embargo quien recibía la capacitación y asesoría en materia de mejora de cultivo era su hermano mayor, de parte de una exportadora que al mismo tiempo le vendía al crédito los productos necesarios para sacar adelante la cosecha.

Aurora-galeano

Aurora Galeano

La independencia de la mujer solo se consigue con conocimiento

La guerra marcó su vida. Varios de sus hermanos partieron en los 80´s  a la guerra como miembros de la entonces llamada Contrarrevolución, sin embargo para ella no es con un arma que se generan cambios, los cambios se dan desde la casa cuando las mujeres asumen un rol activo. En su propiedad llamada “Los Pesares”, ubicada en la comunidad El Chile 1, Wiwilí es ella quien recibe las capacitaciones brindadas por el oficial de asistencia técnica de Nitlapan-UCA. “Yo siempre he recibido la asistencia técnica, desde que la guerra se acabó yo hice producción de patio, medicina natural, capacitación para avicultura, pero siempre estaba el café descuidado y en el 2007 comencé con un crédito del Fondo de Desarrollo Local (FDL).

nitlapan

José Saúl Martínez

Todo es posible si se tiene un espíritu emprendedor

José Saúl Martínez de 27 años, nunca pensó que sería posible ampliar la producción de su finca con nuevas plantaciones e incrementar la productividad de sus cosechas. Hoy, gracias a su enorme esfuerzo con el financiamiento FDL y apoyo de Nitlapan a los emprendimientos de pequeños productores, sus cosechas y producción han mejorado. Antes de cumplir su sueño, José Saúl trabajaba sus cultivos de café y plátanos junto a su esposa en media manzana de tierra, prestada por su madre, pero la falta de recursos no le permitían independizarse y ampliar sus áreas de producción, debido a los enormes costos de mantenimiento de la siembra que debe costear un productor.